3 CONSEJOS PARA INVERTIR EN UNA VIVIENDA

Nov. 9, 2022 Oficina Madrid

Uno de los negocios más rentables y sencillos que ha florecido en los últimos años (aunque siempre haya estado ahí) es la compraventa de propiedades. Hay quien vive exclusivamente de ello. Invertir en un vivienda, es un negocio que se puede dar en tres niveles; Que seas una enorme empresa (una inmobiliaria o una empresa de construcción), un particular y no trabajes en el proyecto, o que seas un particular o pequeña empresa y, además, te encargues del acondicionamiento de la propiedad (obteniendo un mayor beneficio). Si te interesa, a continuación te dejamos 3 consejos para invertir en una vivienda y triunfar.

Invertir en una vivienda: cómo hacerlo para salir ganando

Veamos 3 puntos imprescindibles para ayudarte a invertir sabiamente en una vivienda y tener el máximo beneficio.

Elige al tipo de comprador

O lo que es lo mismo, decide de dónde quieres que vengan tus ganancias. Es importante saber a quién quieres vender (o alquilar) la vivienda en la que vayas a invertir. Por supuesto, no hablamos de una persona en particular sino en el tipo de persona en sí: su clase social, su poder adquisitivo, su necesidad principal, los servicios extra que le puedan interesar, los motivos para comprar o alquilar…

No es lo mismo enfocar tu negocio en comprar una vivienda sencilla a la que sacarle un pequeño beneficio e ir repitiendo la operación que invertir una cantidad mucho más elevada con la intención de vendérsela a alguien para quien el dinero no es un problema.

Tienes que decidir qué tipo de trato quieres hacer, pequeñas inversiones sucesivas o una gran inversión con un gran beneficio. Sólo de esta manera podrás tomar decisiones acertadas sobre el resto de puntos y sobre muchos más.

Busca un lugar en el que la inversión sea pequeña

Si te da igual dónde comprar la vivienda, busca un municipio rentable. En este punto tienes que tener en cuenta lo siguiente:

  • El valor de la vivienda en el propio lugar: Es importante elegir aquellas ciudades en las que se prevea un amplio margen de beneficio, es decir, en las que la vivienda aún no haya subido demasiado de precio; así, tu inversión será menor.
  • El coste del acondicionamiento: También es necesario apostar por un lugar en el que poner la vivienda a punto sea económico. Esto es más difícil y un mismo servicio puede variar mucho incluso dentro de la
  • misma ciudad por lo que costará de determinar.
  • Por ejemplo, las reformas integrales en Alicante, así como la propia ciudad, son bastante económicas, sobre todo en relación a la oferta de ocio, turística, educativa y laboral que ofrece. Otros lugares en los que puede ser más rentable invertir en una vivienda son Cádiz, Granada, Ciudad Real o Girona (teniendo en cuenta estos dos aspectos).

    En cualquier caso, lo importante es sopesar ambos aspectos en conjunto (los presupuestos online te pueden ayudar mucho) y determinar el coste que tendría un proyecto similar en varias ciudades.

    Elige un lugar atractivo

    Como ya hemos adelantado, elegir un lugar que sea atractivo para el posible comprador (o huésped) es esencial. ¿De qué sirve realizar una inversión pequeña si nunca le vas a sacar un beneficio?

    Así, es necesario optar por lugares en los que, además de ser barato comprar y reformar, también sea interesante vivir, pasar largas temporadas o simplemente tener unas buenas vacaciones.

    Esto también va unido al primer punto. Cuando eliges el tipo de comprador que deseas tienes que elegir también qué necesidad vas a satisfacer; ¿Un lugar de clima templado para que compre su segunda vivienda? ¿Una ciudad costera y concurrida donde las vacaciones sean una delicia? ¿Una ciudad con un mercado laboral creciente?


    FUENTE: elinmobiliario.es